jueves, 21 de mayo de 2009

Pure Alsen Bert

Sé leer. Sí, también sé leer. Observo a mi hija mayor, ahora que no se ha casado, ahora que no está casada. Tiene cinco años. Ella es parte de un nosotros. Está creciendo. ¿Por qué ha de crecer? Uf, qué mal lo voy a pasar, joder. 

Hoy entro aquí con medio kilo de habas. No sé si es tiempo de habas. Vivo en una ciudad y en las ciudades no hay huertas. Voy al mercado y en el mercado encuentro hoy de todo. Hasta nabos y consuegras. No sabes en qué estación estás. Hoy he recibido unos cuentos para leer que versan sobre las estaciones del año. Son inéditos. Son de un amigo que tiene cuatro novelas, o cinco. Dos de ellas muy buenas. Me gusta como escribe. Me gusta cómo follan sus personajes y cómo van a misa. A misa hoy va aún mucha gente. Me lo cuenta mi vecina Esther cuando me la encuentro en el ascensor -a mí no me gustaría encontrármela sino...-. Los ascensores deberían tener un botón con el que acceder al infierno. Y allí desnudar a Esther y contarle los lunares. Se los cuentas y se los rodeas con el índice y le das al piso primero. O al del cielo. Sí, es verdad, con el meñique da más gusto. Haced la prueba, desnudad a alguien en un ascensor y rodeadle los lunares de la espalda y del pecho con el meñique. La gente lo hace, no es nada surrealista. De verdad. Verdad de Sir

Había entrado al blog para entrar. Sí, para entrar y escribir algo automático, como esto que han leído dos de cada diez personas que han visto el nuevo post. Vosotros os creéis que la gente entra a un blog y se pone a leer inmediatamente lo que hay escrito de viejo. Eso no es así. Si tenéis un blog debéis saber que la gente lee el post al quinto intento. La gente está muy perra con esto de leer en pantalla. Lo que ocurre es que mis post en el momento que ellos saben, saben no, conocen que tú te relames con ellos, se imprimen solos. Solos, sí. Se corren en la tinta de tu imaginación. Son así de virgueros. 

Últimamente estoy de acuerdo conmigo mismo. Estoy abandonando mi crueldad hacia mí, mi consigo mismo pasarlo mal. Ya no lo paso mal. Ahora cuento segundos. Los segundos son verdes y los minutos amarillos. Las horas rojas y los días, pasados, siempre pasados.

He de dejaros. No os quiero cansar. Hoy han analizado mi letra a bolígrafo. Vengo asustado. Dan justo ahí, donde te hace gracia y no, donde te asustas porque con un trozo de texto vislumbren parte de tu personalidad. Acojona, de verdad. Tengo que recuperar en Flickr otro texto que subí manuscrito y que me comentó desde Bélgica mi amiga L. Lo busco y os lo enlazo. Cuando pueda, no me agobiéis.

Besos de Sir -marca registrada como Pure Alsen Bert-

6 comentarios:

Nikaperucita dijo...

Humm...He tenido oportunidad de que me hagan un estudio grafológico de esos y, (palabra de una nobody) que no quise precisamente porque soy bastante impresionable...jaja.
(me parece sir que, voy a pasar a visitarte a menudo, aunque estes en pleno conflicto contigo mismo :D)

beso

Alegria De La Huerta dijo...

Por partes... sí, Sir, sí hay un botón que te lleva directo al infierno... siempre hay un botón rojo!!

El 4º párrafo qué poético... te estás perdiendo Sir. Parece que el motivo del 5º párrafo te está trastocando y efectivamente entiendo ese que de repente den en el clavo. No te asustes... sin estudios caligráficos algunos ya habíamos llegado a conclusiones parecidas.

Anda, sal, corre y cuando vuelvas, estoy aquí ;)

jaumeduran dijo...

That's my Sir!
Pure Alsen Bert directo a la vena.

Alegría, nos volvemos a ver bajo un mismo techo (será un dúplex?)

Violetera dijo...

Yo también tengo miedo ahora. La grafóloga ha visto mi letra y dice que somos la misma persona, sólo que falsa y escondedora de cosas (la mía, que te esconde a ti). Así que voy a leerme tu análisis grafológico otra vez, porque ahora es mío.

¿Será posible que un escorpio y una acuario sean almas gemelas? No lo creía posible, leches.

Violetera dijo...

Ya me lo he leido y sigo cabreada. Encima de que me molesto en hacer cosas bonitas.

Sir Alsen Bert dijo...

Qué cosas, nenes. (y nenas)

Blog Widget by LinkWithin