martes, 6 de enero de 2009

Los links

Los links. Se percibe en el ambiente la máxima: "Tú me enlazas yo te enlazo". Qué fachadas o qué interés por quedar bien, ser condescendiente, solidario, enrollado, caer bien y querer caer bien. Caer bien es una expresión un tanto insulsa pero es la que he encontrado a mano. Podría haber escrito: causar buena impresión a los que me visitan. En realidad es una construcción sinónima a la primera.  Pero vuelvo al tema: los links. No linkaré nada que no lea casi a diario. Tengo un aparato móvil que me permite leer a diario los blogs que leo a diario (que leo a diario es como muy redundante, ¿verdad?). Releed y os saltáis el segundo "leo a diario". El lector y su voluntad. Nadie releerá (la inercia evidente en el lector domesticado). Y leo a diario mientras espero el autobús, mientras cago, mientras anuncian gilipolleces en la televisión. Observo frecuentemente cómo los blogueros se enlazan por pura reciprocidad. Yo sólo soy condescendiente con mi compañera de alcoba. Soy condescendiente hasta cierto punto. Nunca llego a convertirme en un gurrumino. Dejad de enlazar por enlazar. Enlazar por enlazar impide subir a la copa del árbol. Si, por ejemplo, entro a un blog que me gusta y tiene un enlace a otro blog lo primero que pienso es "será tan bueno como éste o mejor". Nunca se me pasa por la cabeza "será peor". Pero es lo que suele ocurrir. Y me da un por culo que me hierve el seso y se me fríen los pelos de la cabeza. Petición: ruego enlacen blogs que consideren mejores que los suyos. Selección darwiniana ya, ¡jobar!

lunes, 5 de enero de 2009

Tiritar es una costumbre

Tiritar se ha vuelto una costumbre. Ella tiritaba por costumbre. Nada, hoy no he anotado nada en ningún sitio. Esto es un puro ejercicio de soltura, de escritura, de egoísmo, de egocentrismo. Necesito comprobar cómo lo que pienso se ve traducido y plasmado sobre la hoja electrónica de este blog. Ahora no pienso nada, sólo oigo llover. Se ha puesto vuelto a llover de nuevo. Ahora no tirito pero tiritar se ha vuelto una costumbre. Ella tirita. He leído esta frase hoy en un libro que no me está gustando nada. Tiritar se ha vuelto una costumbre. ¿Qué ha querido decir el autor? A la mierda el contexto. Necesito saber qué significa tiritar se ha vuelto una costumbre. Sin ambages, sin puta parafernalia. La parafernalia siempre es puta porque te permite satisfacerte. Da placer, la parafernalia da placer. Pero tiritar es un costumbre. Si (condición) aparece otra frase serpentinata en el libro que estoy leyendo lo abandono. Cojo el Zippo y le prendo fuego. No es la primera vez que lo hago. Hay cola, joder, hay muchos libros que leer. Tiritar será una costumbre pero yo en el fondo, soy un pirómano.

domingo, 4 de enero de 2009

La llave

La gente pierde demasiado el tiempo. ¿En qué? En pelar pipas. No todos con los que he hablado sobre el tema están de acuerdo en esta afirmación. Muchos piensan que abrir melones les lleva aún más. O sandías, me decían otros. Todos pierden el tiempo, esto es lo importante. Esta es la idea madre, como dicen ahora los ejecutivos de altos vuelos. Ideas madre y cuestiones principales como esta: "¿Habéis calculado el tiempo que perdéis en abrir y cerrar con llave las puertas de entrada a y las puertas de salida a?". Esta pregunta nos la hicieron el 29 de diciembre -que no el 28- en la empresa donde trabajo.  Puerta de casa, puerta del garaje, puerta del despacho, puerta del portal, cerrojo del baño, candado de la hucha, pin del móvil, contraseña del correo electrónico, bragueta con cremallera psicodélica, enganche del sostén de tu compañera... Todo consiste en abrir y cerrar y esto lleva tiempo, mucho tiempo. Desde el 1 de enero estoy cronometrando el tiempo que empleo en tales tareas. Llevo, a día de hoy, contabilizados 25 minutos. He perdido en abrir y cerrar entes 25 minutos.

El tema era otro, el tema era la llave como símbolo de la desconfianza humana. Te daría la llave de mi casa pero estoy comiendo pipas y terminando de escribir este post.

Besos from Nocente Noctívago.

sábado, 3 de enero de 2009

Post number Eno

Acabo de encender un cigarro. 3 de enero.

Hoy se cumplen 39 años desde que mis padres tomaron la decisión de emparejarse hasta que la muerte los separase. 3 de enero de 1970. Yo nací en ese año pero nueve meses después, en octubre.  Cumplo 39 en octubre. Qué asco.

Comienzo en esto de los blogs. Últimamente me he aficionado a leerlos. Algunos me provocan puro placer. Ir al Corte Inglés no me produce placer. Leer blogs sí. Hoy he ido al Corte Inglés a por los regalos de mis hijos y de mi sobrino. Y de mi mujer y de la madrina de mi hija. Yo no me he regalado nada porque está feo ir a por tus reyes. Eso denota mediocridad, poca clase, tipo de esmirriado espíritu. Tengo espíritu y certifico que no está esmirriado.

En el Corte Inglés te encuentras a gente de toda clase. Antes sólo iban los pudientes y malolientes. Ahora no, ahora va todo el mundo al Corte Inglés a comprar los regalos de reyes, por lo menos en la ciudad de menos de 150.000 habitantes en la que vivo. No sé si es ciudad o pueblo, llevo poco tiempo residiendo en ella.

He empezado a escribir y no sé qué iba a contar. Supongo que los escritores profesionales se bocetean y se abofetean antes con el folio en blanco, hacen dos, tres borradores y después, tras levitar un poco y meterse un canuto, se deciden a escribir. Yo no. Yo, a pelo, como los principiantes. Si caso, una relectura antes de publicarlo.

Me gusta Wordpress. Lo he comparado con Blogger y me he decidido por este formato porque es más elegante. Yo soy un hombre muy elegante, sin dinero pero elegante. Lo que cuenta es el espíritu con el que te enfrentas a los hechos. Yo no tengo dinero pero soy elegante, repito, tengo nobleza en la mirada y creo que también sangre azul porque una antepasada de mi abuelo  se folló a Fernando III el Santo, el que reconquistó la mayor parte de lo que hoy es Andalucía.  Soy fruto de un amor bastardo. O no. No recuerdo ahora lo que una vez, antes de morir me susurró mi abuelo.

Blog Widget by LinkWithin